¿Alguna vez escuchaste hablar de auroras boreales marinas o playas que se convierten en un cielo estrellado? Si has tenido el privilegio de ver cómo se iluminan las olas en la orilla es porque has podido disfrutar de un fenómeno llamado bioluminiscencia. Si no sabes de qué hablamos, sigue leyendo para descubrir por qué se produce y dónde ver la bioluminiscencia en el mar.

 

¿Qué es la bioluminiscencia en el mar?

La bioluminiscencia en el mar también se conoce como ardentía o mar de Ardora y se trata de un fenómeno natural en el que algunos organismos marinos emiten una luz azulada al producirse una reacción química que transforma la energía química en luminosa.

La responsable de que se produzca el mar con bioluminiscencia es la Noctiluca Scintillans, que etimológicamente significa “que brilla en la noche”, por lo que también es conocida como chispa del mar. Es un alga que pertenece al grupo de los dinoflagelados marinos, que no realiza la fotosíntesis y es de gran tamaño. Se alimenta de fitoplancton y es la causante de las mareas rojas, además de la bioluminiscencia. No produce neurotoxinas y no suponen ningún tipo de peligro o amenaza para otras especies o para el ser humano.

Este fenómeno se produce porque al reaccionar con el oxígeno, la Noctiluca provoca destellos fluorescentes de color azul que se pueden apreciar sobre todo en por la noche y cuando se produce movimiento en el agua.

 

Historia del mar con bioluminiscencia

A pesar de que los estudios sobre este fenómeno son recientes, existe una hipótesis de por qué se produce la bioluminiscencia y qué hace que las algas reaccionen de esa manera tan llamativa. Se cree que es un mecanismo de defensa de los organismos para evitar servir de alimento a sus depredadores. Esta teoría se conoce como “alarma contra ladrones” y se basa en que las algas desprenden luz para, al ser ingeridas por otros organismos, se conviertan en un blanco fácil para otros atacantes.

La bioluminiscencia marina fue mencionada por primera vez en Veinte mil leguas de viaje submarino de Julio Verne en su relato sobre el Nautilus viajando sobre una “capa fosforescente”.

Podemos decir que esa es la versión oficial y siempre hay una versión no oficial que incluye mitos y leyendas. Se cuenta que los marineros afirmaban haber visto el mar en llamas en sus largos viajes en barco. No iban tan desencaminados, aunque solían justificarlo con reflejos de la luna o del cielo, aunque también hay versiones menos lógicas como la presencia de ciertos animales luminosos que habitaban las aguas marinas. Esta luminosidad era aprovechada por los marineros que surcaban los océanos para viajar sin problema y avistar las profundidades del océano.

El mar de Ardora, desde su registro científico en 1915, ha sido avistado en más de 200 ocasiones a lo largo del mundo en sitios como Indonesia, África, el sur de Portugal, la Bahía Fosforescente en Puerto Rico o las costas gallegas.

En 1995 se fotografió por primera vez por un satélite estadounidense pero no fue hasta 2005 que las fotografías salieron a la luz, cuando comenzó a crecer el interés por el mar de Ardora.

 

¿Hay algas bioluminiscentes en Galicia?

A pesar de ser tan espectacular la bioluminiscencia, podemos tener la suerte de disfrutar de este bello fenómeno en más de una ocasión en nuestras ría. El mar de Ardora hace que las aguas se iluminen en la oscuridad de la noche y se tiñan de un tono azulado que se convierte en todo un espectáculo visual.

Los lugares ideales para ver la bioluminiscencia en el mar son territorios paradisíacos como islas o playas que no presentan mucha contaminación lumínica, sobre todo en los meses de julio a septiembre y entre las 22:30 y las 23:00 (horario nacional). Uno de los mejores momentos para verlas es cuando navegamos de noche hacia aguas del Parque Nacional para disfrutar de actividades nocturnas como Las Lágrimas de San Lorenzo.

Uno de los sitios que, sin duda, reúne las características idóneas para que se produzca con más intensidad son las Islas Cíes: la contaminación lumínica es mínima, los núcleos de población están alejados, las aguas están calmadas y su temperatura no es muy elevada. En los últimos años se ha podido avistar bioluminiscencia marina en las Islas Cíes, así como en otros puntos de las costas gallegas, sobre todo en los meses de verano.

Las Islas Cíes presentan una magia especial durante todo el año, de día y de noche despliega siempre su magia, hoy te hemos acercado otro de los secretos que esconde el mar de Ardora en Cíes. Y como todo viaje requiere de su planificación, para facilitarte la consulta búsqueda te dejamos los horarios de los viajes en barco que Naviera Rías Gallegas ofrece a las Islas Cíes. ¡Todo el equipo de RG te espera a bordo!

MEDIDAS ANTI COVID-19Aviso importante para viajar en barco
  1. Uso de mascarilla OBLIGATORIO para acceder a la embarcación.
    Uso de mascarilla OBLIGATORIO en la/s cubierta/s interior/es si no se puede guardar la distancia de 1,5 metros ente no convivientes.
    En la/s cubierta/s exterior/es del buque no es obligatorio el uso de mascarilla.
  2. Recomendable el pago con TMG o tarjeta bancaria.
  3. De acuerdo con las medidas vigentes se podrá ocupar la totalidad de los asientos. En todo caso, se recomienda mantener la máxima separación entre las personas usuarias cuando el nivel de ocupación lo permita.
  4. Las personas que presenten síntomas respiratorios o que crean que tienen probabilidad de infección deberán abstenerse de emplear los servicios de transporte.
  5. Se debe mantener una distancia de seguridad de 1,5 m durante las operaciones de entrada y salida de las embarcaciones, por favor cuando no se posible guardad la máxima distancia.

¡Gracias por vuestra colaboración!